​Miitomo [Reseña]

Tienes que ser muy fan de Nintendo para enamorarte de esta aplicación tan simple.

Tal vez es porque no soy un milenial o tal vez es que soy un viejito agrio, pero después de haber pasado un rato con la nueva app de Nintendo para smartphones, tengo que decir Miitomo es la idea más brillante, peor ejecutada que Nintendo ha tenido en años.

Miitomo es una aplicación social donde debes crear un avatar muy parecido a ti y, a través de tus redes sociales como Facebook y Twitter, te conectas con tus amigos para “convivir” de manera remota, vaya, para hacer lo mismo que ya venias haciendo en tus redes sociales, pero ahora usando tu Mii.

Básicamente se trata de hacer tres cosas: responder preguntas, comprarle cosas a tu Mii y visitar a tus amigos para responder más preguntas.


Todo el tiempo estas respondiendo dudas ya sea de tu propio mii, que está buscando conocerte mejor o de tus amigos que quieren saber más de ti. La verdad es que los primeros días tratas de entender lo que pasa y buscas verle el lado bueno así que buscas tener la mayor cantidad de amigos posibles, buscas responder tantas preguntas como puedas y, si tienes una cuenta de Nintendo, hasta buscas completar las misiones para obtener más recompensas.

Pero conforme pasa el tiempo, te vas dando cuenta que Miitomo está hueco, que no hay una razón poderosa para regresar a jugarlo y peor aún, que pudieron haber hecho mucho más para hacerlo trascendente.

Los que hayan jugado Animal Crossing de pronto tendrán esa sensación de “deja vú” como si decorando su cuarto y Mii dentro de ese universo, pero fuera de las fotos y los trajes bonitos, no tiene sentido estar juntando monedas para adquirir las cosas que semana a semana se van liberando.

El único videojuego que existe es una especie de máquina de premios donde dejas caer a los Mii y si cae en el lugar correcto puedes ganar el ítem que te aparezca en pantalla.

Ahora, no todo es absolutamente malo; si ya tienes una cuenta de My Nintendo, puedes conectarla con tu Miitomo (una vez que se libere en América latina) y completar las tareas que te piden para, posteriormente, redimir tus monedas por premios digitales.

Pero sé que muchos de ustedes no estarán de acuerdo conmigo y que otros más dirán que los números tendrían que ser suficientes para cerrarme la boca. Según el propio Nintendo, existen tres millones de usuarios activos de Miitomo (aunque se ha descargado más de 4 millones de veces) y en Japón rápidamente se posicionó como la app número uno es las tiendas digitales.

Según un sitio de encuestas, la app ya le estaría generando a Nintendo la cantidad de USD$40,000 al día (80% provenientes de iOS y 20% de Android), lo suficiente para que Reggie siga cobrando su sueldo y no tenga que preocuparse por hacer un buen trabajo.

Definitivamente es para los jóvenes con onda

Como dije, tal vez no entiendo el concepto detrás de la aplicación porque soy un viejito que ya no tiene onda, pero es que realmente no le encuentro el chiste a estar contestando preguntas de manera rutinaria y además tener que pagar por algo tan simple como ropa para tu avatar. Sí, es cierto, es posible que llegues a conocer un poquito mejor a tus amigos e incluso, seguro te vas a enterar de uno o dos detallitos que te van a sorprender, pero creo que Nintendo pudo haber hecho mucho más con esta aplicación, vaya, hasta la Mii Plaza es más trascendente que Miitomo.

Aunque la aplicación como tal es un tanto decepcionante, es un hecho que hay mucha dispuesta a invertirle su tiempo a esta aplicación y, los fanáticos de Nintendo seguramente le darán un uso cotidiano pues existen recompensas vinculadas a My Nintendo, sin embargo, la mala noticia es que en América Latina todavía no está disponible aunque, no me cabe la menor duda que en cuanto se libere en la región, es probable que la cantidad de usuarios aumente uno o dos millones más.

Miitomo es una valiente idea de Nintendo que seguramente ya les dió una mejor idea de lo que sucede en el mercado de los dispositivos móviles, pero su siguiente paso no puede ser uno igual de temeroso, por el contrario, tendrá que ser algo arriesgado que tome al mundo por sorpresa.

Calificación:

6 vidas6 vidas6 vidas6 vidas6 vidas6 vidas