Las medias verdades de Andrea Legarreta

El politólogo Victor Aramburu nos ayuda a entender mejor los desafortunados comenatrios

El politólogo Victor Aramburu nos explica los desafortunados comentarios que la condura de Televisa hizo hace unos días con respecto a la paridad del dólar contra el peso y de como supuestamente "no nos afecta".

Andrea Legarreta dijo verdades a medias (o quien le paga para que las diga) y las verdades a medias son también mentiras a medias

Media verdad:
Efectivamente, existe una desaceleración, si no recesión, en varios países como China, Rusia y Brasil que durante años crecieron rápidamente. En el caso de China se debe a que Estados Unidos demanda menos de sus productos manufacturados. En el caso de Brasil, a que China le compraba materias primas para elaborar estos productos. En el caso de Rusia, al igual que en México, su principal producto de exportación es el petróleo, el cual ha tenido una disminución drástica en su precio internacional, pasando de estar cerca de 100 dólares por barril en promedio hace un año y medio a 33 dólares en este mes. Aunque la reforma fiscal sirvió para que las finanzas públicas dependan menos del petróleo, hasta finales de 2014, alrededor de un 30% de los ingresos del gobierno dependían de Pemex.

Resumen: Las economías mundiales están gastando menos dinero y nuestro petróleo se ha abaratado considerablemente en los últimos años, lo que nos afecta como país petrolero.

Media mentira:
Si hay muchos países dispuestos a vender petróleo, los extranjeros ya no requieren de tantos pesos para pagarnos por nuestro petróleo puesto que el precio de la moneda de un país en los mercados internacionales depende de lo que produce y qué tanto se demandan sus productos. Si el gobierno recibe menos dinero, entonces todos seremos afectados con menos y peores bienes y servicios públicos (más baches en las calles, menos becas, menos agua potable en las escuelas, más burócratas despedidos, más desempleo, menos medicinas en las clínicas, etc.).

Resumen: México, que depende de las ventas del petróleo está recibiendo menos dinero por producto, lo que implica que el gobierno tiene menos dinero para gastar en lo que el país necesita.

Media verdad:
Efectivamente, en la medida en que más productos del extranjero consumamos, más nos veremos afectados porque su precio subirá como consecuencia del aumento del tipo de cambio. También es cierto que las industrias exportadoras se podrían verse beneficiadas con el incremento en el tipo de cambio, siempre y cuando continúen exportando las mismas cantidades (o más) y que en su producción se utilicen principalmente insumos elaborados en México.

Resumen: Todo lo que tengamos que importar nos costará más, los beneficiados serán los que puedan vender sus productos al extranjero siempre y cuando sigan vendiendo lo mismo y su materia prima no suba de precio.

Media mentira:
Desde hace más de treinta años, México decidió liberalizar su economía. La globalización es un fenómeno que se caracteriza porque el comercio entre los países aumenta. La principal ventaja del comercio es que permite a los países especializarse en la producción de bienes y servicios en los que pueden hacerlo a un costo bajo y eso hace que los precios de estos bienes bajen. Por ejemplo, China se ha especializado en el ensamblaje de bienes que requieren mucha mano de obra, como los gadgets, y eso ha hecho que su precio baje. No obstante, como estos bienes se venden en dólares, es de esperar que su precio aumente ahora. Asimismo, diversos productos que exportamos como los coches y los de la industria maquiladora—tales como televisiones y otros aparatos electrónicos—requieren de partes que provienen del extranjero que se venden en dólares, razón por la cual no es muy claro que el incremento en el valor del dólar sea necesariamente positivo. Incluso, podemos incrementos en el precio de algunos alimentos que como la carne y huevo—ya que México importa maíz y soya como insumo para darle de comer a los animales. También importamos cantidades importantes de leche, por lo que es posible que observemos aumentos en ésta y sus derivados.

Finalmente, importa también la distribución de las ganancias. Asumiendo que los ingresos derivados de las exportaciones se incrementaran para algunas industrias, esto no necesariamente quiere decir que se incrementen los salarios y los empleos de quienes trabajan en ellas (que, además no son la mayoría de las personas empleadas en México), sino que esas ganancias bien podrían quedarse en los dueños de esas industrias.

Resumen: El aumento del dólar no es algo positivo para casi ningún sector económico pues México depende en gran medida de materias importadas cuyo costo está fijado en dólares así que, aún cuando el producto terminado se venda en dólares dejando más ganancia, se tuvo que gastar más en las importaciones.

Una última mentira completa:
La gasolina Premium en México redujo su precio sólo en 3% y está a casi 13.98 pesos por litro en todo el país, excepto en la frontera donde es más barata para que reducir el número de gente que prefiere cruzar la frontera a cargar gasolina. En Laredo, Texas, el precio por litro de la gasolina equivalente está, en promedio, a 7.83 pesos.

Resumen: El precio de la gasolina sigue estando por la nubes, a pesar del súper descuento autorizado por nuestros legisladores, esto porque de ahí es de donde el gobierno esta tomando dinero para su gasto.

@varamburucano